Mis fieles compañeras

Para poder explicarte las patologías que me acompañan, quiero hacerlo de dos formas:

  1. La del “copia y pega” de un enlace estupendo de una pagina web médica.
  2. La descrita por mis sensaciones e intentar plasmarlo en letras.

Comenzamos:

Neuropatía Periférica, con hacer click podréis acceder a su definición, si lo preferís y queréis intentar sentirlo, sigue leyendo.

Hace 8 años que comencé a sentir dolores musculares, como cuando incubas una gripe estacional, pero un poco “a lo bestia”, especialmente en las piernas y tras diagnosticarme de fibromialgia, yo solo notaba que empeoraba sin remedio y que la medicación que me pautaban, me servia de poco salvo para tenerme encamada.

No voy a describir a cada médico al que acudí y, sobre todo, porque etiquetada ya de algo, es muy complicado que te escuchen y vean mas allá de lo que esta metido en esa etiqueta, pero 8 años después y cambiando hasta de hospital, he logrado tener un medico internista que la primera vez que me vio, dedicó hora y media de su consulta para poder escuchar con atención cada una de mis palabras:

  • Me comen el tuétano de las piernas.
  • No puedo rozarme la piel ni las tibias.
  • Imposible tener a mi hija encima de mis piernas o a mis gatas.
  • Tengo adormecidas las caderas, pero si me tumbo X tiempo sobre ellas, siento un dolor punzante y picor interno insoportable.
  • Mis pies siempre están fríos y pálidos.
  • Pierdo estabilidad y del propio dolor caigo al suelo…..
  • Tengo un dolor lumbar constante que me corta hasta la respiración

En mi caso, aún desconocemos la causa de esta neuropatía, pero cada día que pasa me es mas difícil caminar y mantenerme en pie.

Hiperlordosis, discopatía degenerativa canal lumbar y estenosis de canal lumbar o lo que viene siendo lo mismo, tener dolor en las lumbares agudo, de noche, de día, acostada, de pie, sentada..

Ir a comprar y necesitar apoyarte en algo hacia delante porque no puedes caminar mas, pero tampoco puedes estar de pie. A su vez te sientas, pero a los 5 mtos necesitas levantarte al aumentar el dolor y al dormirse tus piernas… cuando llegas a casa para tumbarte, te encuentras con que boca arriba es imposible por la hiperlordosis, por tanto te pones de lado y en seguida te das cuenta de que no es posible, ya que la neuropatía te la está jugando en la cadera, así que cambias a “boca abajo” y la discopatia se hace presente… y así podría rellenar hojas y hojas.

Pablo, que así se llama mi médico internista, es el único profesional que me ha tratado con cariño, comprensión, que me ha escuchado plenamente y que no ha cesado en su empeño de sacar realmente lo que a mi pasaba y poder “rescatarme” de un diagnóstico nada acertado.

¿Y ahora qué?, pues ahora nada, porque ya estamos en la fase de la morfina (que por el momento no alivia) y la primera técnica de la Unidad del Dolor (ver entrada) que no me ha servido para nada.

Sólo queda la adaptación y ojalá que este blog, ayude a otras personas a seguir luchando, a pesar de todo y si es a través del deporte, mucho mejor.

Ángela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s